Piratas de buen comer

La comida en un Mar de Piratas, de buen beber y marineros muertos de hambre

Curiosidades de los piratas, marineros y sus alimentos y bebidas.

La a veces buena comida de los Piratas y el contraste con los Marinos que podían pasar hambre en los barcos

Los piratas Rackhan, Bonney y Reed

Los alegres y famosos Jack Rackham y sus compañeras, las mujeres piratas, Anne Bonney y Mary Reed. Combinaron la diversión y la Piratería

 

Les detuvieron cuando estaban todos borrachos

En las celebraciones abusaban tanto de la bebida, que cuando fueron atacados, estaba la tripulación tan borracha, que solo las dos mujeres y algún abstemio presentaron batalla para defenderse y evitar que les detuvieran

La Comida de los Piratas era bastante mejor que la de los otros Marinos de la época

La Comida de Piratas y marineros: Sopa y huevos de tortuga, carnes medio podridas, galletas malolientes, y agua medio putrefacta, Carne salada, Galletas especiales, Costosas y de elaboración laboriosa, Insectos en las galletas, Expulsaban los gorgojos, Galletas duras como piedras, A veces se comían hasta las ratas, Se comían hasta el cuero, Los piratas comían mejor que los otros marinos ..

Los Piratas, bebida y alimentos de marineros

Ron
Cerveza
Vino
Desinfecta heridas
Granja
Gallinas, aves y huevos
Deliciosas tortugas y sus huevos
Ratas contra el escorbuto
Carne salada para conservarla
Galletas especiales aunque asquerosas
Costosas y laboriosas
Insectos en las galletas
Expulsaban los gorgojos
Duras como piedras
Comían hasta las ratas si era necesario
Se comían el cuero bien remojado
Los piratas comían mejor

 

Comidas y Ron, cerveza, vino, etc su escape ideal

Tortuga poniendo huevos en la playa al atardecer

 

Puesta de huevos de tortugaen la playa al atardecer

Bebidas de Marinos y Piratas

Una buena borrachera era el comienzo de su mejor fiesta

Ron

La bebida típica del Caribe

El ron se convirtió en la bebida de piratas y marinos. Nos ha llegado hasta nosotros su fama en el Mar Caribe, pero fue muy habitual también en otras zonas.

Bebida preferida por los marinos ante la mala calidad del vino y sus pocos grados de alcohol. La escasez de la cerveza también hizo que se popularizara.

Piratas y sus muchas borracheras algunas sin ningún limite

Cerveza

Escasa y con poco contenido de alcohol no era empleada en general en grandes travesías.

Preferían llevar barriles de ron o wisky con más alcohol en menos espacio

Vino

La mala calidad de los vinos embarcados con muchos sedimentos, hacía que los marineros lo rechazaran. Además muchos eran de procedencia del Norte de Europa y estaban habituados a bebidas con mayor contenido de alcohol.

Sin embargo los oficiales si que apreciaban el vino, ya que el se embarcaba para ellos era de mucha mejor calidad. Eran muy apreciados los vinos españoles.

Útil como desinfectante

Se mezclaban con el agua

De presencia y sabor desagradables

Mar y costa de Alaska

 

Cuando el clima era frio y las aguas heladas como en Alaska, las oportunidades de conseguir alimentos se reducían

Después de un mes en el barco, el agua almacenada se solía estropear. Y aunque no llegase a hacerlo, tenía un sabor y aspecto bastante repugnante. Casi nadie se atrevía a beberla sola.

Por ello había quien la filtraba con un pañuelo, para poder quitar las sustancias verdes y a veces viscosas que la invadían.

Esto hacía que se acostumbrase mezclar con bebidas fuertes como era el Ron.

Animales de granja criados salvajes

Abandonados y criados salvajes

En algunas islas como Ej..... La Española en la cual una Orden Real obligó a los pobladores a reagruparse y a abandonar una zona de la isla. En estos territorios quedaron en el campo libres animales que se habían escapado o fueron abandonados.

En estas zonas que habías sido abandonada por los españoles, se podían encontrar animales de granja que se desplazaban libremente de un lugar a otro.

Estos animales se habían reproducido y criados salvajes, como ovejas, cabras, cerdos, gallinas, conejos, etc.

Animales abandonados de antiguas poblaciones

Los españoles y otros europeos, en sus muchos intentos de colonizar nuevos territorios dejaron muchos animales abandonados aunque fracasasen las nuevas colonias.

Estos se criaban solos en las praderas y bosques de las islas: vacas, cerdos, gallinas, conejos, etc.

Disponer de gallinas, suponía disponer de carne fresca y huevos en cualquier momento. Haciendo que la dieta de los piratas fuera más variada.

Corral con Gallinas

 

Los huevos de gallina hacían más variada la alimentación en los barcos

Los piratas tras las gallinas

Animales abandonados por los españoles

Animales de granja en la isla y a veces en los barcos. Poder comer carne fresca y hacerse unos huevos merecía la pena, alimentar y cuidar las aves.

Las aves proporcionaban una dieta mas variada a los marineros y piratas

Las gallinas eran unos de los animales de granja muy apreciados ya que les permitía disponer de huevos frescos y de esta manera variar un poco la dieta. El cocinero y su ayudante eran los encargados de vigilar la despensa y el cuidado de las aves.  Las alimentaba  y se encargaban de que se mantuviesen vivas y sanas.

De esta manera cuando lo necesitaban recogían sus huevos y los cocinaban en ocasiones, aunque en otras se los tomaban semicrudos.

Los marineros en general, trataban de llevar gallinas y otros animales de granja para combatir el hambre o para variar.

Las aves y los marinos

Las gallinas eran unos de los animales de granja muy apreciados ya que les permitía disponer de huevos frescos y de esta manera variar un poco la dieta. El cocinero y su ayudante eran los encargados de vigilar la despensa y el cuidado de las aves.  Las alimentaba  y se encargaban de que se mantuviesen vivas y sanas.

De esta manera cuando lo necesitaban recogían sus huevos y los cocinaban en ocasiones, aunque en otras se los tomaban semicrudos.

Los piratas, tortugas y peces

Las tortugas se capturaban fácilmente

A veces era fácil alimentarse

Había islas que eran auténticos paraísos, donde los animales no tenían temor al hombre.

Los Piratas y las Tortugas: Animales sin temor al hombre y huevos de tortuga ..

Animales sin temor al hombre

La comida de los piratas

América disponía de multitud de especies de animales terrestres, aves y peces. Al estar tan poco poblada, existían zonas donde los animales salvajes no estaban acostumbrados a tratar con el hombre y por ello no le tenían miedo.

Al llegar los piratas a islas o zonas deshabitadas podían encontrarse con aves u otros animales que pasaban junto a ellos sin ningún temor.

En ocasiones los cazaban utilizando simples  palos o piedras. Para una expedición pirata era muy sencillo aprovisionarse de comida en alguna isla.

Multitud de peces acompañaban los barcos

Era muy fácil pescar

En algunos mares no era raro que multitud de peces de diferentes tipos rodeasen los barcos mientras navegaban.

Todo tipo de peces e incluso tiburones acompañaban a los barcos, siguiendolos. Incluso en ocasiones podían caer algunos en cubierta.

La solución más fácil era la pesca.

Carne y huevos de tortuga

Sopa de tortuga pirata

Una solución para conseguir comida era buscarlas en islas donde anidaban las tortugas. En las islas donde iban a poner los huevos las tortugas, eran muy fáciles de capturar.

Los piratas esperaban al atardecer y cuando aparecían las tortugas las daban la vuelta apoyándolas sobre sus caparazones. Esto impedía que pudieran huir ya que eran incapaces de darse solas la vuelta.

Más tarde, las cargaban en las bodegas del barco y las mantenían vivas para disponer de alimento fresco.  

Sus huevos frescos les resultaban muy apetecibles.

Carne salada para su conservación

Sólo así podían lograr que se conservarse.

El metodo de conservación de la época, para la carne era salarla.

Esto suponía gastar mucha agua, para desalarla, y ocasionaba mucha sed.

Ratas ante el hambre y la enfermedad

Ratas útiles para Marinos y Piratas

Ratas y barcos

Curiosamente los marinos que se atrevían a comer ratas no enfermaban de escorbuto

Si hay hambre, a cazar ratas

La situación de los marineros y piratas en algunas ocasiones era tan desesperada, que muchos de ellos no dudaban en comer ratas.

Había piratas que las cazaban y bien condimentadas se las comían. Muchos lo tenían muy claro comer cualquier cosa antes que pasar hambre.

Las ratas: Alimento y defensa eficaz ante el Escorbuto

Antídoto contra el Escorbuto

Al navegar durante meses se acababan los alimentos frescos, como frutas y verduras. Pronto aparecía la temible enfermedad El Escorbuto que dejaba a los hombres sin fuerzas.

Hasta principios del sigo XIX no se conoció el origen de la enfermedad. Mientras tanto los médicos militares que viajaban en los grandes barcos de línea de a veces 100 cañones hicieron descubrimientos.

Se detectó que el los barcos la alimentación era muy pobre en Vitamina C (Ascorbato). Curiosamente los marineros que comían Ratas no cogían el terrible Escorbuto.

Para combatir el Escorbuto

Cítricos y Ratas contra la enfermedad

Rata y comida

En algunos barcos las ratas eran una bendición como fuente de comida y frente al escorbuto

El gran descubrimiento fue reconocer que las Ratas generaban en su organismo el llamado ácido áscorbico.

Los marineros y piratas al comer las ratas, lo que realmente hacían era ingerir este componente. El ser humano lo necesita necesita siempre, ya que su cuerpo no lo sintetiza.

Por ello lo toma del exterior a través de los alimentos. Esto aumenta la cantidad de este componente en la sangre y evita la enfermedad del Escorbuto.

En las guerras maritimas moría más gente por este tipo de enfermedades que por los combates.

Sólo durante la Guerra de los Siete años entre Inglaterra, España y Francia hubo miles de muertos por esta causa. La marina inglesa reconoció que murieron cerca de 100.000 de sus marinos por enfermedades frente a menos de 2.000 bajas en los combates.

El hambre de los piratas y las galletas

Obligados a comer unas galletas bastante asquerosas

Si se les acababa la comida en el barco, la situación podía ser desesperada.  

Si no se daba el caso y no encontraban comida fresca, tenían que recurrir a unas galletas secas bastantes repugnante en las que solían anidar gusanos. Esto les obligaba a sacudirlas para que cayeran y mojarlas si había suficiente agua.

Tal era el asco que les daba sólo verlas, que procuraban comerlas a oscuras para no ver los asquerosos gorgojos que había en su interior.

Galletas de pan, para el barco.

Se elaboraban en el puerto y duraban meses

La mejor forma de llevar el pan, eran mediante galletas de pan, que se preparaban en los puertos.

Por ello, se compraban con tiempo, y algunas podían haberse fabricado, muchísimos meses antes.

Si eran provisiones de la marina real, podrían ser de hace años.

La costosa fabricación de las galletas

Un largo proceso con muchos operarios.

Para fabricarlas necesitaban un largo proceso, en el que intervenían muchas personas.

En esta época, se tenía una higiene fatal, y el resultado eran unas galletas de pan ya medio contaminadas al finalizar de hacerlas..

Galleta con insectos era lo más habitual

Mientras se fabricaban las galletas.

Al estar al descubierto la masa de harina, para hacer las galletas, eran muy vulnerables.

Algunos insectos anidadaban en ellas, dejando sus huevos en la masa.

Expulsaban los gorgojos.

A golpes contra la madera antes de comerlas.

Para comer las galletas sin bichos, las golpeaban contra la madera del barco, para que cayeran al suelo.

Duras como piedras, mejor mojarlas

Causaban agujetas de tanto masticar.

Masticar un alimento tan duro, hacia que se fatigasen los musculos de las mandíbulas, creando agujetas en la boca.

Comían hasta las ratas si podían cazarlas

En épocas de hambre se hervían.

Ante la desesperación por el hambre, se veían obligados a perseguir las ratas del barco.

Una vez cocinadas y si era posible condimentas con especies les parecía un gran manjar.

Hasta se comían el cuero, mojandolo

La última alternativa ante la muerte.

Ablandaban el cuero, que podían conseguir, rompiendo bolsas, ropas, y cinturones.

Las dejaban a remojo en agua, durante tiempo para que se ablandase. Le quitaban pelos y rudezas. Y las cocinaban despues de partirlas en pequeños trozos.

Los piratas comían mejor, dos veces al día hasta hartarse

Si había comida, celebraban auténticos banquetes, sin limite

Muchos marinos se pasaron a piratas por las mejores condiciones de vida. Un marino, comía habitualmente una vez al día en el mejor de los casos.

Entre los piratas comer dos veces al día sin limite, y con abundante bebida, les hacía ser unos privilegiados, dado el hambre reinante durante la época.

 

Otros temas



PORTADA
INICIO