El Pirata Elegante

Todo un Caballero: Una Historia de Piratas para niños

Un pirata elegante y culto: Pasó de piloto de barco a Capitán Pirata

Imagen de un pirata vestido de época

Todo un caballero y un Piratas con buen gusto y culto

El Pirata Culto y de buen vestir:

La historia de Bartholomew Roberts. La vida le cambió totalmente tras un ataque pirata al barco en el que trabajaba. Se convirtió en un Pirata de mucho éxito y muy famoso

Un Pirata muy especial

Pocos piratas han tenido esa leyenda de caballero elegante como Bartholomew Roberts.

Siempre limpio, bien vestido, elegante y culto, además de justo en el reparto del botín.

Buenas y educadas formas

A pesar de convertirse en un Pirata, siempre conservÓ su educación

En su barco no permitía, decir palabrotas, ni jugar a juegos de azar como la baraja o los dados, ya que provocaban discusiones

A pesar de ser pirata, amaba la cultura y los buenos modales

Enseñaba a su tripulación todo lo que sabía

Bartholomew Roberts, todo un caballero, guapo, culto y refinado
velero Pirata

De piloto de barco mercante a famoso Capitán Pirata

 

Un Pirata famoso, caballeroso y elegante

En una ocasión un barco mercante, que hacía la ruta hacía África, fue capturado por un barco pirata. Estos se apoderaron del barco, y el piloto fue apresado y llevado al barco pirata. A pesar de su repetida negativa, se vio obligado por las exigencias de su capitan a convertirse en un pirata mas.

Muy pronto murió el Capitán de este barco, en una lucha contra los nativos de una isla.

Los piratas en asamblea deciden elegir un nuevo Capitán. Es elegido como nuevo capitán, John Roberts. El mismo piloto que fue obligado a ser pirata poco tiempo antes.

John Roberts acepta, pero cambia su nombre por el de Bartholomew y se inicia en la piratería.

Muy pronto se haría famoso. Se convertiría en el pirata que más barcos capturaría, a pesar de que siempre procuró evitar la violencia.

En su barco él dictaba todas las reglas. Por ejemplo estaban prohibidos los juegos de azar, como los dados o naipes. Tampoco permitiría blasfemar, ni dejaba que los piratas se pelearsen entre ellos.

Siempre se preocupaba por su aspecto físico, además de ser educado y bien vestido. Ya de por si tenía una apariencia envidiable, porque era alto y bien formado.

Muy apreciado por su tripulación llegó a organizar conciertos de música en su barco. Intentando mejorar a su tripulación, tampoco les permitía las bebidas alcohólicas, algo inhabitual para un pirata en esa época.

Otros temas


PORTADA
INICIO