Mundo de Piratas

Asaltos

piratas

Tortugas

piratas

Gallinas

piratas

Torres

piratas

Griegos

piratas

Rodeada

piratas

Esclavos

piratas

Continúa

piratas

Lenguaje

piratas

Ganchos

piratas

Espera

piratas

Tabaco

pirata y tabaco


Muchos desertores acabaron como piratas

Secuestrados por la Marina de guerra inglesa

Algunos Marineros contra su voluntad, se hacen Piratas

Barcos y piratas

Ingleses secuestrados por su Marina

Cuando la Marina de Guerra Inglesa necesitaba marinos, simplemente los secuestraba y los llevaba a bordo.

Existía un servicio de captura de ingleses cercanas a las zonas costeras, respandada por la Ley. Las patrullas encargadas de ello, recorrían el territorio y secuestraban a cualquier hombre entre 18 y 50 años.

Lo que inicialmente fue apoyado por los jueces para librarse de los delincuentes, se convirtió en algo habitual. Estas patrullas no tenían consideración y cualquier inglés que se topase con ellas podía ser llevado preso hasta un barco.

Otros países

Esta practica no era solo utilizada por la Marina Real Inglesa, también metodos parecidos aunque no tan descarados eran la norma en otros países.

Francia también tenía su Ley de Conscripción Obligatoria, pero existían muchos metodos para librarse de ir a la Marina forzado.

Patrullas de Leva

La Ley preveía que los ingleses podían ser conscriptos (forzados) a incorporarse a la Marina Inglesa. La Ley de Conscripción Obligatoria, permitía completar los barcos, con marineros forzados.

Si esta cantidad de hombres no era suficiente, el propio Capitán del barco, montaba su propia patrulla de Leva.

Los hombres secuestrados desaparecían sin dejar huella. Sus familias no sabían nada más de ellos, ni donde habían ido. A veces se enteraban de lo ocurrido muchos años después si el secuestrado volvía al lugar.

Amotinamientos y deserciones

Este reclutamiento forzoso, unido a las pésimas condiciones de vida en los barcos favorecía el descontento y las deserciones.

Hasta tal punto, que los hombres solo bajaban a tierra en pequeños grupos bajo vigilancia para aprovisionarse de agua y alimentos.

Sin no sabían nada, no les enseñaban

A los reclutas forzosos de tierra a dentro, no se les enseñaba a nadar para evitar las deserciones en los puertos.

Por ello cuando caía un hombre al agua difícilmente se salvaba, ya que no podía colaborar al no saber nadar.

Ser pirata, era ser un hombre libre

Para algunos la salvación era la Piratería

 

Mundo de piratas

Cuando los piratas capturaban un barco preguntaban a los otros marinos si querían unirse a ellos. Muchos de aquellos marineros aceptaban hartos de los abusos y de las malas condiciones de la vida en los otros barcos.

Los que conseguían desertar de la dura disciplina de la Armada Naval Inglesa encontraban una salida uniendose a los Piratas.

 

Otros temas de interes: Fortalezas, Barcos, Tesoros y Museos de Piratas