Los Piratas Berberiscos

Europa contra Europa: Europeos entre los piratas berberiscos

piratas

Una nueva sociedad con más posibilidades

Emigrantes por necesidad y esclavos de toda Europa

Los piratas berberiscos se hicieron fuertes en el Norte de África, gracias a los emigrantes europeos de practicamente casi todos los países.

También de las posesiones Españolas, (que en esa época comprendía también Italia), se desplazaron, cristianos, judíos y moriscos.

Allí encontraron una sociedad, multicultural, con gente de todas las nacionalidades, donde podían prosperar y disfrutar mas de la vida.

El Norte de África estaba muy poco poblado

Una zona pobre y poco desarrollada

La zona era pobre, rodeada de desiertos y, estaba muy poco desarrollada. Sus territorios estaban insuficientemente explotados. Por otro parte solo había unas pocas ciudades.

Recibían de buen agrados a gentes cultas e incluso de alto nivel, que venían de Europa trayendo ideas, cultura y tecnología. Sin nueva gente preparada y nueva tecnología no habrían podido conservar su forma de vida.

Expulsión de moriscos y judíos.

Muchos se desplazaron al Norte de África.

La derrota militar con la ocupación de Granada y la expulsión de los moros, hizo que estos marcharan a África.

Algunos de estos españoles de religión musulmana, tuvieron un especial odio hacia todo lo español.

Los Reyes Católicos les habían expulsado de la tierra donde vivieron durante siete siglos. Algunos incluso se unieron a la Piratería berberisca, unos por odio otros porque era el mejor modo de sobrevivir y escalar socialmente.

Lejos de la intolerancia religiosa cristiana

Lejos de la Inquisición que vigilase a la gente

En estos territorios, no había nadie que vigilase todo lo que hacían, y les permitían extraoficialmente practicar su religión.

Entre los musulmanes era habitual que los cristianos o judíos pudieran mantener su religión si lo querían. Nadie vigilaba su comportamiento, ni les decía como tenían que vivir.

Se admitía el lujo y la buena vida

Una sociedad mas permisiva que la cristiana

Mayor libertad de costumbres, e incluso sexual, por la posibilidad de tener varias esposas.

No se rechazaba el lujo, en todas sus formas. Se disponía de las mejores telas, marmoles, y todo tipo de artículos de toda Europa.

Estas costumbres menos rígidas que las cristianas proporcionaban una libertad impensable en Europa.

Se podían convertir al Islam y hacerse piratas

Mas ventajas para los conversos que llegaban de zonas pobres

Los conversos tenían mas libertad. Algunos llegaron a ocupar altos cargos en la administración. Otros fueron capitanes de barcos, y dirigían las incursiones para capturar otros esclavos.

Ascienden en la escala social de la ciudad

No les importaba el origen social de las personas

Sin las limitaciones que suponía el ser de una clase u otra, se podía ascender.

Algunos llegaron a los mas altos cargos de la sociedad berberisca, capitanes, administradoes, tesoreros, etc.

Los piratas vivían mejor que los demás

Una tentación sin limites

Viniendo de una sociedad con clases tan marcadas como la Europea, o intolerante como la Española, era una gran tentación.

Los abusos de los terratenientes en Europa, el control de la iglesia y la moral tal estricta, hacía que la población viviera con grandes dificultades y sin ninguna libertad.

Para algunos lo más fácil era convertirse al Islam. Con solo ponerse el turbante y actuar como pirata, conseguían cambiar a una vida mucho mejor. A partir de ese momento se dedicaban a atacar y saquear las costas europeas, incluso sus países donde nacieron y vivieron largos años.

Los Reyes Católicos toman medidas extremas

Su gran error la expulsión

Los Reyes Católicos se encontraron con la tarea de unir diferentes reinos, con poblaciones de diferentes religiones y diferentes lenguas. Y optaron por imponer una única religión.

La intolerancia religiosa provocó la expulsión, y creó un éxodo de miles de personas, que emigraron e incluso algunos montaron o se incorporaron a reinos paralelos a la Costa Europea.

Allí se refugiaron todos los renegados, y aventureros de toda Europa, para disfrutar de los tesoros que robaban al Imperio Español.

Se aliaron con los Turcos para poder sobrevivir

Para asegurar su supervivencia ante España

La Corona Española, al ver el peligro que suponía para sus costas, practicamente los aniquiló, con sus sucesivas campañas militares.

Sólo entonces pidieron vasallaje al Sultán Turco Otomano. Al comprobar que solos no podían hacer frente al ejército español. La Corona Española estaba acabando practicamente con ellos.

Pagaban impuestos a los Turcos pero eran autónomos

Recibían su protección en caso de necesitarla

Un intercambio de protección a cambio de impuestos les salvó de ser derrotados definitivamente y conquistados por España.

Pudieron mantener su independencia gracias al pago de los impuestos a Constantinopla, y de participar en todas las campañas militares contra Europa, siempre al servicio de los Turcos.

Consecuencias desastrosas para España

Supuso un desgaste continuo por una guerra sin pausas durante siglos.

Europa despues de la derrota de los turcos en la batalla de Lepanto, y de la salvación de Viena por las tropas de Carlos V, vio que el peligro de expansión del Imperio Turco Otomano se limitaba muchísimo. El Mediterráneo Occidental ya no estaba bajo la influencia del Imperio Turco, y Europa se sitió mas segura.

Para Europa el nuevo temor era el creciente poder del Imperio Español, que ya era inmenso. Con posesiones en los Países Bajos, Italia, y ahora con las numerosas colonias en America.

España también controlaba la mayor parte del territorio americano. Se empezaba la colonización del sur de los actuales Estados Unidos y había creado colonias en Florida, Georgia e incluso intentos en Virginia.

Para colmo la unión de España y Portugal, creando la Federación Ibérica había juntado sus dos imperios. España ya controlaba también las rutas del Océano Pacificó, con rutas permanentes entre las Islas Filipinas y México.

Esto provocó un gran temor. España parecía imparable, controlaba casi todas las rutas marítimas de América, África e incluso Asia.

Algunos países prefirieron tener a los piratas berberiscos con sus ataques, pero también con sus ayuda como aliados, cuando los necesitasen.

Era una forma eficad de debilitar a la Corona Española. Estos países, nunca más volvieron a hacer un frente común con España para acabar con estos piratas berberiscos.

De esta manera España se veía obligada a mantener parte de su flota naval en el Mar Mediterráneo para defender sus propias costas en la Península Ibérica y sus posesiones en Italia.