Los Piratas Berberiscos

Los Berberiscos: Piratas y Corsarios

Piratas en el Mediterráneo con el apoyo del Imperio Otomano

Terror en el Mediterráneo

Ataques desde el Norte África: Los llamados Piratas Berberiscos fueron la pesadilla de los habitantes de las costas del Mar Mediterráneo durante varios siglos. Buscaban Oro y Plata, pero crearon toda una red de trata de esclavos.

piratas

Los Piratas Berberiscos y el negocio de la venta de esclavos

Estos piratas y corsarios del Mediterráneo, crearon toda una red basada en el comercio de esclavos y en sus rescates.

Existía una red de delegados en casi todos los puertos importantes de Europa. Esto permitía canjear los prisioneros y cobrar los rescates.

Cuando no podían conseguir un rescate, los capturados eran vendidos como esclavos.

España vigilada y dispuestos a atacar

Vivían entre ellos algunos moriscos españoles, que conocian las costas y actuaban de guías

Al empeorar el trato que recibían los moriscos, en la Península, algunos de ellos empezaron a colaborar con los ataques de piratas Berberiscos y Turcos. Se vieron sometidos al pago de fuertes impuestos para las defensas costeras.

El levantamiento de los Moriscos en el año 1568, complicó aun más la situación. Finalmente en el año 1609, se decretó su expulsión de la Península. Mas de 300.000 personas fueron expulsadas de España, descendientes de los que llevaban siglos viviendo en la Península Ibérica. No se confiaba en los moriscos por la colaboración de algunos de ellos con los ataques berberiscos.

El traslado de moriscos al norte de África, se fue haciendo progresivamente, hasta llegar a ser una importante colonia. Lamentablemente para ellos, los que llegaron a lugares de piratas como Argel o Túnez tuvieron la peor suerte. La mayoría de ellos, acabaron como esclavos de estos piratas que no les reconocían como musulmanes.

Aruj Barbarroja, entre 1504, 1510, también trasladó miles de moriscos fuera de la Península. Pero su destino en la mayor parte de los casos fue una nueva vida como esclavos. La conquista de Argel en 1516 y Túnez (1531) y definitivamente en 1574, fue creando bases sólidas, para el control del Mediterráneo Occidental.

Aunque todo el Mediterráneo fue objeto de los ataques de los piratas, en España fue aún mayor. Gracias a la ayuda recibida por parte de algunos de los moriscos que se dedicaron a la piratería, tenían un mayor conocimiento de las costas y puertos. Disponían de traductores y guías. También podían contactar con moriscos españoles todavía establecidos en la Península., Estos les facilitaban información de cuándo y dónde atacar, para garantizar correr menores riesgos y obtener un mayor botín.

Estos estados piratas fueron fortalecidos enormemente con la llegada de los moriscos españoles. Los que no fueron vendidos como esclavos vivieron de la piratería.

Sólo Barbarroja, trasladó e instaló en Argel a mas de 70.000 moriscos españoles. Desde las bases del Norte de África, serian una importante fuente de Piratas. Se convirtieron en informadores y piratas muchos de ellos. Su gran valor era que disponían de un profundo conocimiento de la geografía del interior y de las costas Españolas.

Acechaban y atacaban apoyados por los Turcos

Obligaron a España a dividir sus fuerzas, para defender sus costas tanto de la Península Ibérica como de Italia

La acción de los Berberiscos no era un hecho aislado, estaban dentro de la estructura militar turca. Sin el apoyo Turco, la entonces potencia dominante de la época, la Corona Española, habría acabado con ellos. Pero contaban con el apoyo del Imperio Turco Otomano, lo que era una garantía para su supervivencia. Los Turcos en los momentos decisivos enviaban a los expertos jenízaros que reforzaban así a los piratas, haciendoles imbatibles.

Al Imperio Turco le interesaba dividir las fuerzas de su mayor enemigo, España. Las fuerzas de Carlos V de España salvaron a Austria de perdida de la ciudad de Viena ante el cerco turco. Esto hizo que los turcos tuvieran que retirarse, por lo que impidió y bloqueo, su expansión por el Centro de Europa.

Mas tarde la derrota de los Turcos en la batalla de Lepanto, en la que España al frente de la Santa Alianza aportó la mayor parte de las fuerzas militares fue decisiva. Esta gran victoria cristiana permitió destruir su flota, impidieron el control total del Mediterráneo.

Pero en los momentos decisivos el apoyo fue mutuo. Los Berberiscos realizaron expediciones militares cuando se le solicitó ayuda. Barbarroja llegó a ser nombrado Almirante de la Armada Turca.

Aunque los berberiscos, llegaron a ocupar Túnez, esta fue recuperada por España, un año mas tarde. Sin embargo la conquista final de Túnez (1574) fue con la intervención de la Armada Turca. Así ampliaron sus bases estratégicas, para desde el centro y occidente del Mediterráneo, acechar los puertos del Reino de Napoles y España.

Francia contra España y el control del Mediterráneo

La alianza de Franceses, Turcos y los piratas Berberiscos.

Para poder hacer frente a la marina Española, Francisco I de Francia se unió al Imperio Otomano, en su lucha por el control del Mediterráneo.

En 1536, establece la primera alianza secreta con los turcos. En ella los franceses podrían comerciar en todos los puertos turcos. dandoles esa gran ventaja, durante siglos.

En varias ocasiones las flotas conjuntas de franceses y piratas berberiscos (los principales piratas del Mediterráneo), atacaron a la marina y tropas españolas.

Conquista del Mediterráneo Oriental (1538)

Gran victoria de Barbarroja en Preveza (Grecia)

Cansado de los ataques de los corsarios berberiscos, Carlos V prepara una gigantesca flota de 170 galeras y 150 buques menores al mando de Andrea Doria.

Una muy discutida estrategia, los vientos en contra y un enorme tempestad, hacen que Barbarroja al mando de una flota muy inferior, gane la batalla maritima, capturando o destruyendo unos 50 buques, y haciendo varios miles de prisioneros.

Tras la derrota de las tropas de Carlos V en Preveza, Barbarroja saquea las costas del Adriático. Durante décadas los Piratas Berberiscos al servicio del Imperio Otamano controlarán el Mediterráneo Oriental.

Conquista del Mediterráneo Occidental (1574)

La flota turca se apodera de la costa occidental

En 1550, Dragut consigue escapar de una emboscada de Andrea Doria, que le deja arrinconado en la isla de Djerba en Túnez. Mediante una ingeniosa idea, engrasa sus barcos y los desplaza hasta el otro lado de la isla, consiguiendoescapar con sus barcos hacia Estambul en Turquía.

En 1559 una escuadra española con más de 50 barcos de guerra y mas de 30 barcos de carga, con una tropa de 12000 hombres atacan Túnez y ocupan la isla de Djerba. Dragut el lugarteniente de Barbarroja, dispersa a sus tropas y pide ayuda al Sultán Otomano.

Con la llegada de la flota turca con más de 60 galeras, los españoles cometen el error de dividir sus tropas. Una parte permanece en el castillo, para su defensa y la otra embarca en las galeras. Una condiciones climatológicas adversas hacen que la flota española se disperse, y parte de ella cae en poder de los turcos. La fortaleza caería más tarde en el asedio.

La venganza de Dragut fue tal, que hizo cortar la cabeza a los 5000 defensores españoles, y construyó un monumento con los cráneos de ellos, apilandolos junto a la playa. Este monumento permaneció varios siglos en este lugar, hasta que en 1850 fueron enterrados en el cementerio cristiano.

La conquista de Túnez por los berberiscos apoyados por la flota Otomana, creó un base definitiva de control del Mediterráneo Occidental. Desde allí lanzarán continuos ataques a las costas Italianas y Españolas.

Abandono de las Costas del Mediterráneo

Traslado de las poblaciones más al interior, alejandolas de la costa

Fue tal el azote de las incursiones de los piratas berberiscos, que las poblaciones del litoral se fueron trasladando a las alturas, o más al interior, para una mejor defensa y menor sorpresa ante los ataques.

En zonas muy fértiles y de gran producción agrícola, como la huerta Valenciana, muchos campos quedaron abandonados y sin cultivar por miedo a los piratas berberiscos y turcos. Hubo peticiones de toda España a los sucesivos Reyes, solicitando ayuda, para que otras comarcas no les ocurriera lo mismo. Se recomendaba fortificar y recuperar algunas de ellas.

Solo las ciudades importantes, que disponían de fortificaciones o suficientes tropas estables se mantuvieron en la costa. El resto de las poblaciones se fueron trasladando o creciendo en núcleos de población más al interior de las costas, para evitar sorpresas de ataques repentinos, y poder ganar tiempo para organizar la defensa.

Torres de defensa

Una línea de torres por toda la costa

Los ataques por sorpresa de los piratas berberiscos, causaron auténtico terror en la costa. Para cualquier cristiano que hacían prisionero, su suerte era la esclavitud.

Por ello se decidió proteger la costa. Se construyeros torres de vigilancia en los lugares estratégicos, de manera que cada torre pudiera ver otras dos. De esta manera una línea de vigilancia se extendió por toda la costa del Mediterráneo.

Algunas de las torres de vigilancia también servían de auténtica defensa y donde poder refugiarse. Por ello se construían de 3 pisos, para que fuera muy difícil tomarlas. Solían ser de forma redondeada para que las balas de los cañones que les disparasen desde los barcos se deslizaran sobre su superficie, e hicieron un daño mucho menor.

Milicias y guardacostas

Las poblaciones se defienden de ataques

Normalmente en las expediciones no eran muchos piratas los que desembarcaban. Pero eran tan rápidas que no había tiempo para avisar a los vecinos, ni a los soldados.

Los diferentes concejos fueron los encargados de organizar y mantener unas milicias populares, que debían estar dispuestas para plantar cara a los invasores.

Cuando se recibía el aviso en alguno de los diferentes pueblos de la zona de que algún bajel pirata había desembarcado, el dispositivo se ponían en marcha. Las diferentes milicias de los pueblos de los alrededores acudían si era necesario en ayuda de lo población atacada. En muchas ocasiones estas ayudas de pueblos vecinos fueron fundamentales.

Paralelamente su organizaron embarcaciones que hicieron el papel de guardacostas.

Los hermanos Barbarroja

Desde Argel llegaron a controlar parte del Mediterráneo Occidental

Los hermanos Barbarroja, consiguieron controlar el Mediterráneo Occidental, con el apoyo turco. Mediante varias luchas contra la población autóctona, consiguen apoderarse y mantenerse en Argel. Desde allí crear una base pirata en un primer momento. Posteriormente se hicieron corsarios, al comprobar que sin los turcos no podrían hacer frente a los ataques españoles.

Nacidos en la isla de Lesbos, hijos de un señor jenízaro turco y de una cristiana, fueron cuatro hermanos. Inicialmente se dedicaron a comerciar con los productos de ceramica que producía la familia, con un par de barcos por el Meditarreo Oriental.

Desde Rodas los cristianos entorpecían el comercio maritimo. Esto hizo que se unieran como corsarios al servicio de los turcos, para hacer frente y disminuir la influencia cristiana en la zona. Con el tiempo tres de los hermanos se dedicaron a la piratería, asaltando las islas y costas cercanas.

Los mas famosos fueron Aruj y Jaireddin. Aunque eran inicialmente de religión cristiana, se convirtieron al Islam para ganarse el favor del Sultan Turco Otomano.

Aruj Barbarroja

Creó las bases de la piratería berberisca

Junto con sus hermanos comenzó contrarrestando las actividades corsarias, que los caballeros cristianos realizaban desde su base en la isla de Rodas. Esta isla de Rodas era la base de partida y aprovisionamiento de los caballeros llegados de todas las naciones cristianas de Europa, españoles, franceses, ingleses etc.

En una ocasión su barco fue capturado por corsarios cristianos. Estos atacaban y esclavizaban cualquier nave musulmana que operase por el Mediterráneo. Caído en cautividad, fue encarcelado y convertido en esclavo. Tras varios años de cautiverio consiguió escapar con la ayuda de su hermano Jaireddin.

Con el apoyo de un príncipe Otomano, consiguió mas de una decena de barcos y capitaneó los ataques contra los Caballeros de la Orden de San Juan de Rodas que bloqueaban el comercio por el Mediterráneo. Sus éxitos hicieron que pudieran ampliar su flota a más de veinte barcos.

Viendose en peligro por luchas internas Otomanas, se traslado a Egipto y desde Alejandría, realizó expediciones por la costa Italiana, consiguiendo nuevos éxitos. Amplió aún mas su ya poderosa flota de barcos.

En 1504, se instaló en la isla de Djerba enfrente de Túnez. Aquí ya disponía de una flotilla de varias naves. Aplicó tácticas militares a su flota, consiguiendo una gran efectividad. Ayudó al traslado de Mudéjares (Musulmanes españoles) al Norte de África durante varios años.

En 1516, fue en la ayuda del Gobernador de Argel. Pero viendo la ocasión le mató y se apoderó de la ciudad, que convertiría en su principal base.

Ante las presiones españolas y al comprobar que sólo no lograría ganar la lucha continua que tenía contra el Imperio Español, pidió ayuda al Sultán Otomano. Este vio la oportunidad de ampliar la zona de influencia por el Norte Occidental de África y le nombró Gobernador de Argel.

En 1518 se apodera de Tremecén, ciudad fronteriza con Marruecos. Los Españoles hartos de sus correrías, deciden enviar una expedición, sitiando y conquistando la ciudad. Murió en la lucha y fueron pasados a cuchillo varios miles de piratas y turcos. Su hermano Jaireddin, consiguió escapar.

Jaireddin Barbarroja

Se hizo vasallo del Imperio Otomano consiguiendo así su protección en los momentos decisivos

Tras la muerte de su hermano Aruj, se dirige a Estambul. Tras este hecho sucede a su hermano Aruj al frente de su flota.

A partir de ese momento, ve que sólo no puede sobrevivir. Al verse amenazado por el acoso del Ejército Español, decide consolidar su vasallaje con el imperio Otomano. Consigue la ayuda al Sultán Otomano, que le envía un numeroso ejército y recupera la ciudad.

Los habitantes de Argel hartos de los abusos de los piratas, ven la oportunidad de recuperar la ciudad y se revelan contra ellos. Al ver que no puede sofocar esta revuelta interna de la población del país, pide nuevamente ayuda al Sultán Solimán I. Este nuevamente le envía un poderoso ejército y pronto sofoca la rebelión. Controlada de nuevo la ciudad continuó con sus actividades ya de Corsario al servicio del Sultán Turco Otomano.

Tal como había hecho su hermano, ayudó a los Mudéjares españoles a instalarse en Argel, trasladando mas de 70.000 de ellos.

En 1519,consigue derrotar a una expedición de Hugo de Moncada.

En 1520, tuvo que sofocar una nueva rebelión interna, combinada con un ataque desde Túnez.

En 1529, desbarató el intento Español de conquistar Argel, con una derrota de las tropas Españolas, que solo pudieron salvarse en parte con el apoyo de la flota.

En 1531 ocupó Túnez, aunque Carlos V de España la recuperó en 1535.

En 1538, derrotó a la flota de Carlos V de España en la batalla maritima de Preveza (Grecia).

En 1541, se produce el Desastre de Argel, derrotando a Carlos V de España.

En 1543, ayudó a Francisco I de Francia contra los Españoles. En colaboración con sus tropas, saqueó las costas de Niza, que en esa época no pertenecía a Francia asi como las costas catalanas en España. También atacó las Islas Baleares, y conquistó Túnez.

Solo en 1544, la paz de Crépy entre Francia y España, se consigue limitar un poco sus ataques piratas.

Dragut el renegado

Lugarteniente y sucesor de Barbarroja

Nació en el seno de una familia cristiana de la costa egea de Anatolia. Se convirtió al Islam, y estuvo al servicio de la marina turca. Destacó como piloto y artillero, llegando a Capitán. Se enfrento en varias ocasiones a los venecianos, hasta que cayó prisionero y acabó como galeote.

Fue liberado por Barbarroja, que pagó por él un gran rescate. Con el tiempo llegó a ser su lugarteniente. Hombre de gran valor, ferocidad, ingenio y habilidad, destacó en el ataque a Túnez. LLeno de odio será recordado por su famosa y brutal venganza contra los españoles, cortando la cabeza a más de 5000 de ellos, al ocupar la Fortaleza de la isla de Jerba.

En 1551, con un flota de mas de 100 galeras y 12000 jenízaros asalta la isla de Malta, pero no logra conquistala.Por ello se dedicó a asolar el entorno de la zona, entre ellos la isla de Gozo, capturando cientos de esclavos.

Fue nombrado comandante supremo de la Armada Turca por el Sultán Otomano.

En 1565 participó en un nuevo asalto a Malta, donde murió.

Nido de Piratas de todos los países

Renegados de toda Europa se unieron a los llamados berberiscos

Lo que durante décadas fueron ciudades corsarias al servicio de los Turcos Otomanos, acabaron en centros de piratería internacional. Una posibilidad de obtener dinero rapidamente y además con protección para ejercer la piratería.

Renegados de muchos países europeos partieron hacia el Norte de África. Allí se encontraron con unas ciudades bien protegidas con sus propias fortificaciones y además organizadas para la Piratería. Un gran negocio ya montado, el de la venta de esclavos. Hubo épocas en que un gran número de capitanes berberiscos fueron cristianos.

Algunos de estos renegados sin conciencia, llegaron a tener mucha importancia, Especialmente valiosos fueron los capitanes de barco, gran parte europeos.

Cuando ya se creía que el avance de la tecnología naval había dejado a sus barcos obsoletos, tuvieron un refuerzo vital que les salvó.

La llegada del holandés Simón Dansen, aplicó cambios a los diseños de los sus barcos, pasando de galeras a galeones. Con estos nuevos y modernos barcos, los berberiscos ya pudieron hacer incursiones a mucha mayor distancia de sus bases del Norte de África. En algunas ocasiones incluso llegaron hasta las Islas Británicas e Irlanda. Y en el camino no despreciaron la oportunidad de atacar Galicia en el Noroeste de España.

Otros europeos recien llegados a Árgel y Túnez, incluso antiguos esclavos desde niños, acabaron siendo piratas.

La derrota de Andrea Doria en Prevenze

Las diferencias con los Venecianos y los errores de Andrea Doria, provocaron la derrota.

Se constituyó una Liga Santa cristiana con casi 300 embarcaciones. En Prevenze, se dispusieron a derrotar a Barbaroja y sus piratas berberiscos. La superioridad de la flota cristiana era muy significativa frente a la flota de Barbarroja. Al frente de ella se puso al Genovés Andrea Doria que estaba al servicio del Emperador Carlos I de España y V de Alemania.

Los intereses de Andrea Doria y sus diferencias con los venecianos, provocó que salieran demasiado tarde y en el peor momento los barcos del puerto. El gran número de barcos hizo que se estorbasen mutuamente unos a otros al maniobrar. Esto hizo que no llegaran a ponerse a tiempo en alineación de batalla.

Un rápido ataque de Jaireddin Barbarroja hizo que no pudiera aprovecharse la superioridad numérica cristiana. Los barcos cristianos fueron callendo uno a uno antes de que llegasen a su lugar predispuesto en la alineación de batalla. Esta desorganización hizo que la flota fuese derrotada. Para colmo de todo ello, una tempestad dispersó y acabó con el resto de la flota cristiana.

Intento de atraer a Barbarroja al bando cristiano

Carlos V quiso nombrarle Gobernador y Almirante

En vista de que la fama, la habilidad y conquistas que había realizado Barbarroja, por todo el Mediterráneo, Carlos V quiso atraerlo para su causa.

Intentó ponerle al mando del Norte de África y de su flota en la zona, bajo vasallaje Español. Barbarroja rechazó la oferta y continuó al servicio del Imperio Turco.

Sitio de Argel y derrota Española

Carlos V no escuchó a sus Almirantes y atacó en época de tempestades

Carlos V, harto de Barbarroja, decidió atacar y ocupar Argel. Preparó una poderosa expedición y se dispuso a sitiar la ciudad.

No tuvo en cuenta la oposición de sus almirantes entre ellos Andrea Doria, el Duque de Alba, y Hernán Cortés, que le indicaron que no era la época adecuada para la navegación por esas costas, por el peligró de tempestades.

Sin embargo el Emperador quería asegurarse de que toda la flota de Barbarroja se encontrase en Argel, para así poder acabar de una vez con ella.

Cuando iniciaban el desembarco, una tempestad hizo que parte de la flota se hundiera, arrojando los barcos contra la costa. Se perdieron gran parte de los aprovisionamientos, y además la artillería con que se pensaba sitiar la plaza.

Solo una parte de la tropa consiguió desembarcar la mayor parte mareada. Agotados y sin apoyo, fueron derrotados. Tuvieron que retirarse con grandes dificultades.

Apogeo de los Piratas Berberiscos

Francia, Inglaterra y el Imperio Otomano a su favor

Durante siglos las costas Españolas e Italianas serian acechadas especialmente. Hay que pensar que en esa época, gran parte de Italia, pertenecía al Imperio Español, y a partir de Felipe II, también Portugal y sus colonias.

Francia, con sus pactos sobre todo de su Rey Francisco I, se mantiene libre de los asaltos. Además se benefició del comercio con Turcos y Berberiscos. Sus barcos podían atracar, aprovisionarse y comerciar libremente en todos sus puertos del Mediterráneo. Hasta tal punto, que se admitía moneda turca en algunos puertos franceses. La colaboración directa de Francia con los Berberiscos no cesó hasta el tratado llamado la Paz de los Pirineos en 1659. Y despues de esta fecha hasta finales del siglo XVIII fue mas bien testimonial.

Inglaterra observa satisfecha como el Imperio Español, tiene que desviar barcos de su flota de America, para poder defender las costas Españolas de estos ataques de piratas berberiscos. Esto hecho hace que fuera más fácil instalarse en Jamaica y llevar una guerra encubierta contra España, apoderandose de parte de las riquezas de las colonias españolas gracias a sus corsarios.

El Imperio Otomano sobre todo a partir de 1600 tiene un poder mas testimonial que efectivo sobre la zona. Pero también estaba satisfecho de que el Imperio Español, tenga un nuevo frente en el Norte de África, que les deja las manos libres. Por todo ello acaban convirtiendose en Estados Piratas. Centrados sobre todo en mas valioso producto de la época como erael comercio de esclavos.

Los países Europeos se limitaron a realizar tratados para garantizar la vida de los cautivos, lo cual también interesaba a los Berberiscos para poder cobrar los rescates.

Durante mas de ciento cincuenta años, casi un millón y medio de europeos acabaron como esclavos. Argel llegó a tener en alguna época, casi 30.000 esclavos y prisioneros cristianos a la vez en la ciudad.

 

Otros temas de interes: Nueva España: Apaches, Comanches, Guerras, Expansión, Fuertes, Misiones ..