Los Piratas del Caribe

Sus fiestas y diversiones salvajes

Los Piratas, sus juegos, juergas y fiestas en las playas de las islas del Caribe

Vivir su última diversión

Se divertían como locos desesperados

Tras semanas o meses, buscando presas o huyendo dentro de un barco, en condiciones pésimas, su sueño era llegar a tierra firme y divertirse.

Soñaban con hacer todo aquello que no se puede hacer en un barco, que es casi todo.

Un Desenfreno desesperado

Por ello nada mas llegar al puerto, el desenfreno era la norma. Y como locos desesperados se emborrachaban, apostaban, fornicaban, peleaban, etc.

piratas

Beber alcohol y en cantidad

En busca de alcohol con desesperación

Bebían de todo aquello que llevara alcohol, sobre todo, ron, cerveza y vino.

Algunos, cuando estaban en tierra, casi nunca estaban sobrios, de las frecuentes borracheras que cogían.

Fumar tabaco o masticarlo

En los barcos no se permitía fumarlo por su peligro

Los barcos de la época, eran de madera, por lo que suponía un peligro encender fuego en ellos. Solo lo hacían para cocinar.

Como los marineros de la época, se contentaban con mascar tabaco, en lugar de fumarlo.

Al llegar a tierra buscaban el tabaco de pipa normalmente, y fumaban como locos.

Buscaban compañía femenina

Buscaban la presencia de mujeres al llegar al puerto de las islas.

En los barcos no se permitía que hubiera mujeres a bordo. Los marinos de la época eran muy supersticiosos y creían que una presencia femenina a bordo les traería mala suerte.

Realmente lo que traía, era una enorme cantidad de peleas entre ellos, por estos asuntos de faldas.

Al llegar al puerto, si que podían subir mujeres a bordo. Por lo que esperando en los puertos había cantidad de mujeres deseando ayudar a gastar los botines de los piratas.

Islas paradisíacas y de fantasía con bebida

Fiestas con ron y mujeres en las playas

El Caribe, con sus muchas islas, con maravillosas playas, era el paraíso para cualquiera. Un lugar ideal para realizar fiestas con abundancia de mujeres y alcohol.

Como no todos los puertos admitían a los piratas, tenían que ir a sus refugios, donde estaban seguros, así podían organizar sus fiestas y orgías.

Generalmente eran islas poco pobladas, pero que solían tener lo indispensable, y gobernadas por los propios piratas.

Los piratas apostaban como locos

El juego prohibido a bordo, se lo jugaban todo

Debido a las peleas, y posibles engaños, no se permitía jugar en los barcos.

Cuando llegaban a tierra con un buen botín, jugaban apostando enormes cantidades.

Despilfarro del Oro sin ningún control

Hacían realidad sus caprichos y al momento

Gastaban grandes cantidades del botín, en cosas de escaso valor, pero que ellos anhelaban.

Los comerciantes esperaban la llegadas de los piratas, ya que no les importaba el precio real de los objetos.

El juego de los dados

Con enormes apuestas entre ellos

Un juego muy popular y muy habitual era jugar con dados de madera. Un juego simple, pero rodeado de emoción, y mas si tenían muchas copas de más.

En un breve juego perdían grandes partes del botín.

El juego de la baraja

Barajas ilustradas de la época.

Las barajas de la época, eran en muchas ocasiones un buen entretenimiento en los puertos.

Jugaban a veces no tan apaciblemente y bebiendo como poseidos.

 

Otros temas de interes: Fortalezas, Barcos, Tesoros y Museos de Piratas