México sólo retrocedió ante los Dioses

El Dios Hernán Cortés Hernán Cortés ante Moctezuma

El Pirata o el Libertador corsario y pirata

Tenochtitlan, capital Azteca Tenochtitlán, la capital del Imperio Azteca (México)

Francis Drake y México Sir Francis Drake

El retorno de un Dios devolvió la esperanza, a unos pueblos sometidos a los aztecas

Armas de Piratas

La época dorada de los Piratas

Corsarios y Piratas Famosos

Hernán Cortés: ¿Pirata o Libertador?

Un español obsesinado por el Oro, se encontró a los pueblos mexicanos esclavizados y atemorizados por los Aztecas

Hernán Cortes luchando contra los aztecas en México
Hernan cortes en Tenochtitlán, la capital del Imperio Azteca (México)

Hernán Cortés descubrió que Tecnohtitlan exigía duros Tributos a los Pueblos vencidos

Cada cierto tiempo pasaban los recaudadores recogían: víctimas para los sacrificios, jovenes, oro, plata, tabaco, alimentos ..

Los tributos que pedían los Aztecas a los pueblos mexicanos derrotados

Secuestro de jovenes

Elegían a niños y jovenes para el ejército. Cada cierto tiempo los pueblos de México eran visitados por los enviados aztecas Apartaban de sus familias a los niños y se los llevaban para educarlos como soldados al servicio de su Imperio.

Víctimas para los sacrificios

Miles de víctimas. Cada pueblo sometido a los Aztecas tenía que proporcionar un cierto número de víctimas para que fueran sacrificados a los dioses en los templos de Tecnohtitlan. En una ceremonia cruel donde les arrancaban el corazón en vivo.

Jovenes como concubinas

Recorrían los pueblos recogiendo jovencitas que eran llevadas a los harenes para proporcionar placer a los nobles aztecas.

Riquezas: Piedras preciosas, Oro, Plata

Recogían lo mejor de cada zona.

Tabaco

Los cigarros ya preparados para poder fumarse. El tabaco se fumaba en las tierras de los Aztecas y necesitaban grandes cantidades ya preparadas en cigarros, dispuestos para fumar.

Alimentos: Miel

Alimentos especiales como la miel.

Metales

Sobre todo Cobre

Cuchillo ceremonial para los sacrificios en México

Cuchillo ceremonial para los sacrificios en México durante el Imperio Azteca

Con él se le arrancaba el corazón a la víctima estando todavía viva

Lo habitual era sacrificar cruelmente a seres humanos para contentar a los dioses.

Sedientos de víctimas humanas

En el Templo de Tecnohtitlan había mas de 130.000 cráneos humanos

El tributo a los dioses era lo más preciado una vida humana. Para ello a las víctimas se les sacaba el corazón.

Sacrificios en un templo Azteca en México

Los sacrificios de Humanos

Piramides coronadas por templos, y la pila de los sacrificios

Las ceremonias religiosas se sucedían continuamente y era anunciadas por tambores. Los fuegos de los sacrificios ardían noche y día como aviso de lo que se realizaba. Exóticas ceremonias se sucedían dirigidas por los grandes sacerdotes y sus ayudantes. Se calcula que varios miles ayudaban en las fechas de ceremonias religiosas especiales.

En la Pila de los Sacrificios dos sacerdotes sujetaban a la víctima por los brazos y los pies, que tenía apoyada su espalda sobre la pila, imposibilitando que se moviese. Mientras un tercero le sacaba el corazón en medio de los gritos de horror de la víctima que veía lo que le hacían. A continuación se lo enseñaba a la multitud, ofreciendoselo a los dioses.

Al pie de la piramide escalonada, multitud de estaca sobresalían del suelo. En ellas aparecían clavadas los cráneos de las anteriores víctimas. La piramide chorreaba sangre humana derramada. Creían que el alimento de los dioses era esta sangre y corrían el riesgo si no se la proporcionaban de que el Sol no renaciera cada día.

Los necesitaban para calmar a sus dioses

Tenían miedo a que desapareciera el Sol y no volviese a salir. Posiblemente algún acontecimiento histórico, eclipse, ceniza de una erupción de un volcán, etc pudo sembrar ese temor ya que el sol no se contempló durante días.

Ofrecían lo mas valioso la vida humana

Querían satisfacer a los dioses ofreciendoles lo más apreciado. El corazón y la sangre humana era lo más preciado.

Sacaban el corazón en vivo

Horrible tormento a sus víctimas al abrirles el pecho y sacarles el corazón en vida. Ofrecían una vida y su sangre fresca a los todo poderosos dioses en especial al Dios de la Guerra, Huitzilopochtli.

Buscando riquezas supo aprovechar la división de los Mexicanos y sus continuas guerras para apoderarse el Imperio Azteca

Se creyó portador del mensaje divino al contemplar tantas crueldades

 

Hernan COrtes
Durante la conquista, Hernán Cortés supo vigilar de cerca a los españoles. Y los mexicanos vieron la oportunidad de liberarse de los Aztecas. Los dioses españoles les parecían unos santos comparado con las crueles barbaridades que cometían los Aztecas por todo México.

Los Totonacas aliados de los españoles

30 pueblos Totonacas deciden unirse a los españoles y dirigirse a ocupar Tenochtitlan, la capital del Imperio Azteca

Cempoala capital de los Totonacas en México

Hartos de los desmanes de los Aztecas de Tenochtitlan y de sus aliados, a los cuales tenían que pagar duros tributos se unieron a los españoles contra ellos.

Aportaron 1.300 hombres a esa expedición a la capital de México. Y serían a partir de ese momento fieles aliados de los españoles

Los tlaxcaltecas aliados de Hernán Cortés

Aunque probaron la fuerza de los que creían dioses, poco después se aliaron con los españoles

Los tlaxcaltecas aliados de los españoles en México

Aliados fundamentales de los españoles

El ejército de Hernán Cortés se vio frenado por un gran número de tlaxcaltecas. No estaban dispuestos a dejarles pasar por su territorio.

Después de dos enfrentamiento donde los españoles por el número se veían perdidos, recibieron una oferta de paz. En parte atemorizados por las cargas de la caballeria de los españoles, por los cañones y arcabuces cambiaron de idea. Y quizás también pensaron que con estos poderosos aliados podían hacer frente a los mexicas.

Tras estas escaramuzas con los españoles, firmaron la alianza y participaron en la conquista de Tenochtitlan.

Tuvieron gran importancia, porque fue el único pueblo que nunca habían sido sometidos totalmente por los Aztecas, siendo vigilados constantemente por tropas mexicas.

Hernán Cortés supo tratarlos bien y permitió su venganza contra los habitantes de Cholula.

Los tlaxcaltecas los mejores aliados de los españoles

Tlaxcala punto estratégico en México

El territorio de los tlaxcaltecas en México

Cholultecas

Después de que les españoles les derrotasen, se volvieron en contra de los Mexicas

Hernán Cortés seguía recibiendo a los embajadores de Moctezuma que continuaban trayendo ricos regalos y ya le invitan a visitar Cholula uno de los pueblos tributarios de los mexicas.

Los dirigentes de Cholula temiendo las represalias de los mexicas sino lo hacían, fueron convencidos por los aztecas para que preparasen una emboscada en el interior, donde la eficacia de la caballería y de los cañones era mucho menor por las calles estrechas. Contaban también con la promesa de tropas mexicas.

Pero los tlaxcaltecas estaban enemistados con los cholultecas. Anteriormente habían sido sus aliados contra los mexicas. Sin embargo los de Cholula habían roto la alianza con los Tlaxcala y se habían hecho tributarios de Tecnohtitlan y sus aliados.

Los españoles deciden visitar Cholula sin hacer caso de los consejos de los tlaxcaltecas que temían una emboscada en la ciudad, donde las tropas españolas eran menos efectivas que en campo abierto. Además tenían noticias que 20.000 mexicas estaban acampados en las proximidades.

Hernán Cortés, ante la petición de venganza de sus aliados y temiendo una emboscada decide atacar por sorpresa ya desde el interior de la ciudad. Secuestra a los dirigentes de Cholula y ante una señal ataca desde el interior y el exterior de la ciudad. Sus aliados Totonecas y Tlaxcaltecas atacan muchos de ellos desde el exterior, encantados de vengarse de los de Cholula.

Aunque la matanza solo dura unas horas, la carniceria en enorme y mueren mas de 6.000 cholultecas en manos de los españoles y sus aliados.

Moctezuma toma nota de la derrota y ve que el poder de los españoles va creciendo gracias a los tlaxcaltecas, totonacas. Desde ese momento los cholultecas por una combinación de táctica y miedo deciden unirse a Hernán Cortés para acabar con el Imperio de Tecnohtitlan.

Hernán Cortés impuso una dura disciplina para proteger a los indios aliados

LLegó a firmar varias penas de muerte contra soldados españoles que vejaron o atacaron indios amigos

No teleraba que sus hombres robasen algo de los indios, ni aunque fueran alimentos, ni un simple pavo

Hernán Cortés no era ningún puritano y utilizaba la violencia cuando lo consideraba imprescindible. Pero se aseguró de que los indios que vivían en los territorios por los que pasaba no tuvieran ningún temor de los españoles si venían en paz.

Por ello impuso duras penas a sus soldados por el hecho de robar algo. Cualquier agresión o vejación a algún indio amigo fue duramente castigada. Incluso lamentó tener que firmar varias penas de muerte contra españoles.

Esto hizo que los miles de indios aliados que les acompañaban les respetasen y estuvieran con ellos sin miedo.

Hernán Cortés pregona las duras normas de guerra para los soldados españoles bajo incluso pena de muerte, en sus "Cartas de Relación"

En sus escritos al Emperador Carlos V, explica la dificultad de la conquista

"Lo primero, que ninguna persona fuese osada de blasfemar de Nuestro Señor Jesucristo, de Nuestra Señora su bendita Madre, ni de los Santos Apóstoles so graves penas."

"Lo segundo, que ningún soldado tratase mal a nuestros amigos, pues, iban para os ayudar, ni les tomasen cosa ninguna, aunque fuesen de las cosas que ellos habían adquirido en la guerra, ni plata ni chalchinis."

 

Otros temas de interes: Fortalezas, Barcos, Tesoros y Museos de Piratas